Información Y Ayuda Para Estudiantes De Magisterio Y Pedagogía

09 marzo, 2013

Vivir en el Siglo XXI: Larga Juventud y Jubilación Tardía

    Tal vez sea porque estamos sumidos en una profunda crisis económica pero es innegable que una oleada de pesimismo asola nuestros corazones. Hace varios días la Unión Europea aconsejaba a España con la boca pequeña subir el IVA, aún más, y adelantar los planes de retraso de la jubilación. Jubilarse más tarde y la imposibilidad de los jóvenes para trabajar, junto con a la creciente inflación académica y la fiebre de sobre-formarse, van a alterar en un futuro cercano los estadios de la vida del ciudadano estándar.


    La adolescencia tendrá mayor duración, debido a la inserción laboral tardía, y la formación ocupará gran parte de la juventud. Vamos a ser una sociedad altamente formada, con mucha gente en posesión de uno o varios títulos universitarios, donde las especializaciones (máster y postrados) tendrán mucha presencia. Seremos adolescentes muchos más años que en la actualidad. Dedicaremos la juventud a trabajar en empleos temporales de escasa remuneración mientras nos formamos académicamente. A partir de los 30 o 35 años empezaremos a trabajar en nuestra especialidad, si tenemos la suficiente suerte, y nos jubilaremos por lo menos 10 más tarde de lo que lo hacemos hoy. Previsiblemente viviremos algo más que en la actualidad, y habrá muchas personas que alcancen los 90 años en plenas facultades mentales y físicas. Francamente este dato, si se llega a realizar, es tranquilizador; tendremos tiempo. 

        La vida en el siglo XXI se adivina infinitamente distinta de lo que la mayoría habríamos predicho. Yo al menos me imagino así nuestro futuro cercano. Confío en que sea mucho mejor que los conceptos distópicos que maneja el cine.

06 marzo, 2013

Los Profesores Están Mejor Valorados Que Arquitectos, Periodistas y Jueces

Resultados sobre valoraciones de profesiones según los españoles. CIS 2013Imagen extraída del Huffington Post
      Me ha sorprendido muy gratamente esta noticia sobre una encuesta del CIS que muestra la valoración ciudadana de los profesiones. Lo sé, últimamente estoy leyendo mucho la prensa. La mayoría de noticias de la sección dedicada a educación son en realidad políticas y económicas, aplicadas a lo educativo: becas, leyes, polémicas partidistas, fondos... que aportan lo justo al ámbito de las ciencias de la educación.

      Es una constante desde hace años quejarse de lo poco valorados que están los educadores en España, en comparación con países de su entorno como Finlandia. En el último barómetro del CIS se produce una contradicción de este argumento. Resulta que el profesorado está mejor valorado por la ciudadanía que otros profesionales como periodistas o jueces, aunque los más valorados son los médicos. Los magisterios de primaria e infantil, prácticamente igualados con 74,6 puntos sobre 100, unas décimas más el sector docente universitario. El estudio también muestra qué percepción tiene la ciudadanía de los principales problemas a los que se enfrenta el profesorado. "La falta de disciplina de los alumnos es, para el 32,5% de los encuestados, el principal problema al que se enfrenta hoy en día el profesorado. Le siguen el elevado número de alumnos por educador (28,9%), la falta de medios y recursos materiales (26,4%) y la falta de autoridad." El País

        Aquí está la información completa que publican El País y Huffington Post:

Pedagogía de los Premios y las Recompensas

       El de las recompensas en la educación es un tema muy interesante a la hora de educar. Debemos recurrir a la psicología para analizar la influencia que las recompensas tienen sobre el comportamiento humano. Todos los organismos biológicos, al margen de su complejidad, buscan bienes que satisfagan sus necesidades vitales o que les causen placer, hasta tal punto que su comportamiento varía ante el posible logro de una recompensa. Tenemos como referencia los experimentos clásicos de Paulov o Skiner (condicionamientos clásico y operante), que dejaron claro que los animales podemos ser bastante previsibles. Somos fáciles de condicionar.


04 marzo, 2013

¿Por Qué Nos Cuesta Tanto Hablar Inglés?


      Hace un par de días leía en el Huffington Post una noticia que me gustó sobre la necesidad, y a la vez dificultad, que tenemos en España para aprender inglés. Me detuve a leer la noticia por pura identificación con la situación. Hablar inglés es imprescindible en el mundo educativo (y en casi todos, ya lo sé…) y en España parece que tenemos obstáculos genéticos porque ya podemos sacarnos 20 carreras y 10 másteres que el inglés se nos resiste. La Escuela de Idiomas y las academias a veces no nos cunden demasiado y según los que hablan bien inglés pasar un año estudiando en el extranjero puede ser lo más eficaz. Por activa o por pasiva, vamos a acabar abandonando el barco todos los jóvenes. En España no va a quedar ni la abuela.

      La noticia trata superficialmente algunas de las posibles razones por las que nos cuesta tantísimo hablar inglés, pero es suficiente como para recordarnos que "hay que ponerse las pilas" ¡ya!

¿Por qué nos cuesta tanto hablar inglés?

Rodrigo Carretero, The Huffington Post